Empezamos a la semana a lo grande, nunca mejor dicho. Hoy, te traemos un género de árboles, en concreto coníferas, originario de Oceanía y América meridional, de porte cónico y crecimiento lento: araucaria.

Es un árbol que actualmente se encuentra distribuido por los jardines de todo el mundo. Llega a alcanzar los 70 metros de altura cuando las condiciones son las adecuadas.

Se usa principalmente para la ornamentación.

Si sigues leyendo descubrirás todo sobre la araucaria y con todo nos referimos a sus características más destacadas, a las especies más importantes dentro del género, a sus cuidados y necesidades o a las plagas que pueden atacarle.

¡Vamos con ello!

¿Qué es la araucaria?

Nombre científico   Araucaria
Nombre común   Araucaria, Pino de pisos, Pino de Norfolk
 Clase   Pinopsida
 Familia   Araucariaceae
 Género   Araucaria
 Origen   A este género no se le conoce un origen como tal, pero se le considera endémico de Australia (Oceanía) y Suramérica (Chile, Argentina,etc.)

La araucaria es un género arbóreo de coníferas, endémico de las islas de Norfolk (Australia) y regiones de América meridional (Chile, Argentina, Uruguay o Brasil). No se le conoce un origen como tal, pero sí se le considera originario de estas zonas.

En la actualidad, se distribuye por todo el mundo.

De crecimiento lento, las araucarias son capaces de alcanzar los 70 metros de altura en su hábitat natural. Se pueden cultivar tanto en exterior como en macetas interiores. Como ves, es un árbol muy versátil.

Pero si hay algo destacable en este género, es su longevidad. A la araucaria se la conoce como un fósil viviente, de hecho, hay pruebas de que lleva en el planeta desde la edad Mesozoica (hace unos 251 millones de años).

¡Ahí es nada!

¿Cuáles son sus características?

La araucaria presenta un porte cilíndrico o columnar, con un tronco fuerte y ramas horizontales, separadas entre sí. Tal y como te comentábamos anteriormente, llega a alcanzar los 70 metros de altura, aunque lo habitual, si se cultiva en casa, es dejarlo crecer hasta los 20-30 metros.

Dispone de un follaje coriáceo o acicular y, dependiendo de la especie, estas hojas pueden ser lanceoladas y estrechas o anchas y planas.

Es un árbol dioico.

Por lo general, este género cuenta con especies masculinas o femeninas, es decir, hay conos masculinos y femeninos separados, nunca juntos. Si embargo, existen excepciones, pues hay alguna variedad monoica.

Los masculinos tienen un tamaño más pequeño y una forma cilíndrica, mientras que los femeninos son más grandes, globosos y contienen un gran número de semillas. Estas semillas son muy parecidas a las de los pinos y se las conoce como piñones.

¿Para qué se usa la araucaria?

Su uso principal y más importante es el ornamental. Se puede cultivar tanto en zonas exteriores como el jardín o en lugares interiores en macetas, por lo que te ofrece muchas posibilidades.

Gracias a su lento crecimiento, durará muchos años y decorará tu casa durante mucho tiempo.

Además, su madera dura, blanca y pesada, ha permitido su utilización en la construcción de grandes buques y para la fabricación de palos mayores en los veleros. También se suele emplear en viviendas, cajones, muebles o chapas.

Sus semillas son comestibles y muy ricas en hidratos de carbono.

Las especies más comunes

El género araucaria abarca un gran número de especies, unas más populares que otras. A continuación, te enseñaremos las más comunes.

  Araucaria heterophylla  

Hojas de Araucaria heterophylla

La Araucaria heterophylla, conocida también como Araucaria excelsa, es árbol del tipo conífera endémico de la Isla de Norfolk en Australia. Actualmente se distribuye por todo el mundo debido principalmente a su valor ornamental.

En su hábitat natural, esta araucaria llega a alcanzar los 80 metros de altura.

Su principal características y mayor atractivo, es la simetría de sus ramas. De su tronco recto crecen unas ramas casi horizontales (ligeramente oblicuas), de cinco en cinco, formando pisos regulares.

Su corteza es gris clara, áspera y ligeramente estriada. Su follaje lo forman hojas generalmente escamadas, de tamaño y forma diferente. Es un árbol dioico.

  Araucaria araucana  

Araucaria araucana

Araucaria originaria de Chile, conocida comúnmente como Araucaria de Chile, Pino araucaria o Pino chileno.

De desarrollo lento, es una especie más pequeña que la anterior, pudiendo alcanzar en su hábitat natural los 50 metros de altura. Su tronco es recto, cilíndrico y grueso. Sus ramas comienzan a crecer a varios metros del suelo.

Su follaje es perennifolio y está formado por acículas duras, provistas de especias y de color verde oscuro. Como en la especie anterior, la Araucaria araucana es dioica.

Esta variedad se usa principalmente para decorar jardines, en el sector de la alimentación (sus semillas -piñones- son comestibles y tienen un alto valor nutricional) y en medicina (tratamientos tradicionales para úlceras y dolores de cabeza).

Además, es una especie destacada dentro de la cultura americana.

  Araucaria columnaris  

Araucaria columnaris – Nueva Caledonia

Originaria de Nueva Caledonia (Oceanía), la Araucaria columnaris se caracteriza por tener una forma cónica muy estrecha. Alcanza los 60 metros de altura si las condiciones son las adecuadas.

Sus ramas crecen horizontalmente cuando el árbol es joven, formando pisos de 4-7 ramas. Sus hojas son muy finas (parecen punzones) y sus conos son de 12 cm de diámetro. Es una especie dioica.

Se usa en carpintería y decoración.

¿Qué cuidados necesita la araucaria?

araucaria-agua

La araucaria es un género de árboles resistentes, duraderos y longevos. Su longevidad nos da una idea del poco mantenimiento que necesitan, pero, pese a ello, no está de más mimarlos un poco.

Si te has decidido por uno de estos árboles para plantar en tu jardín debes saber qué necesita para crecer adecuadamente.

Los cuidados básicos de la araucaria son:

  • Ubicación: aunque sí es verdad que tolera una plantación en maceta interior, prefiere estar ubicado en exterior, a pleno sol (o semisombra). Es de crecimiento lento, sin embargo, puede llegar a alcanzar alturas considerables, por lo que debes planificar muy bien el lugar de cultivo.
  • Luz: la araucaria necesita zonas luminosas para crecer en todo su esplendor. También puede desarrollarse en semisombra.
  • Temperaturas: existen variedades que toleran temperaturas bajo cero (Araucaria araucana) y un exceso de calor puede perjudicarlas, por lo que debemos mantenerle el terreno siempre húmedo. Además, el aire seco puede dañar las ramas, por lo que en verano te recomendamos pulverizarlas y refrescarlas.
  • Suelo: no es exigente en cuanto al sustrato, pero lo ideal es plantarlo en un suelo ligeramente ácido. La tierra en la que lo cultives debe drenar muy bien el agua.
  • Riego: en verano aumenta los riegos (cada 3-4 días) y en invierno redúcelos (1 vez a la semana será suficiente). No riegues de más, pues un exceso de agua puede ser fatal. La araucaria no tolera los encharcamientos, por lo que te recomendamos regarla cuando observes que el terreno está seco.
  • Abonado: abona el árbol durante primavera y verano. Hazlo con abonos orgánicos (compost) o químicos (en este caso, consulta a un experto).

Como ves, la araucaria no es demasiado exigente en cuanto a su cultivo se refiere. Basta con que la mimes un poco y tengas paciencia.

Plagas

Este árbol es bastante resistente por lo que no suele verse afectado por plagas o enfermedades. Pero, ojo, esto no significa que de vez en cuando no te encuentres alguna peste.

La que debes tener en cuenta es la cochinilla.

Esta plaga se alimenta de las hojas y los frutos del árbol, pudiendo causar además la aparición del hongo negrilla. En uno de nuestros artículos anteriores, puedes consultar qué es esta plaga y cómo combatirla.

¡Comparte este artículo!