Cómo cuidar la planta del dinero: Qué debes saber
981 680 101 soportecliente@tiendahusqvarna.com

Devolución garantizada

Garantía Husqvarna

¡Envío gratis a partir de 19€!

Financiación hasta 6 meses sin intereses

Cómo cuidar la planta del dinero: Qué debes saber

Volvemos un día más con un post de jardinería en el que te enseñaremos a cuidar una de las especies más populares para decorar el interior de una casa: la planta del dinero.

Esta planta es una de las más habituales en las viviendas y no sólo por las leyendas que la acompañan, también por la sencillez de su cultivo. Y es por esto último, por lo que la planta del dinero es una de las favoritas de los principiantes en jardinería.

Hoy te enseñaremos a cuidar y cultivar esta especie, no sin antes explicarte algunas de sus características más importantes.

La planta del dinero es una especie siempre verde (perenne) caracterizada por alcanzar unos 50 cm de altura, tener raíces fibrosas y ramas suculentas. Presenta un porte herbáceo y se considera una planta glabra. A diferencia de lo que puedas pensar por su nombre “hiedra sueca” no tiene nada ni de planta trepadora, ni de hiedra, ni mucho menos de sueca.

¿Empezamos?

La planta del dinero: Todo lo que debes saber

Su follaje es perenne pues se mantiene verde durante todo el año, incluso en la época de seca. Las hojas son suculentas, es decir, tienen la función de almacenar el agua y los nutrientes que necesita la planta para sobrevivir. Ovaladas, dentadas y de 5cm x 5cm.

¿Y sus flores?

La inflorescencia está formada por flores de pequeño tamaño, de color que puede variar entre el azul o el púrpura. La planta del dinero florece durante todo el año, lo que hará aún más bonita la estancia en la que se encuentre ubicada.

Como ya te hemos adelantado antes, la planta del dinero se usa para decorar estancias interiores, balcones y terrazas. Su apariencia y sencillez de plantación la han catapultado hasta las especies de ornamentación preferidas. Y no sólo por estas características, sus usos se han extendido debido a las creencias y leyendas que la rodean.

Cómo cuidar la planta del dinero: Todo lo que necesitas saber

Y llegamos a lo verdaderamente importante hoy, el cultivo de la planta del dinero. Si ya estás teniendo dudas y temor, no te preocupes. Esta especie es muy sencilla de cuidar y su mantenimiento es muy bajo.

Además, es una planta resistente y duradera.

Pero como bien sabrás si nos has estado siguiendo a lo largo de este tiempo, que una planta sea resistente y de bajo mantenimiento no está reñido a 0 cuidados. Es decir, va a requerir ciertas acciones por tu parte para desarrollarse correctamente.

Lo que debes saber sobre el cultivo de la planta del dinero es lo que te detallaremos a continuación.

Cuidados de la planta del dinero

La planta del dinero crecerá de una manera u otra dependiendo de la luz que reciba. Si las has decido ubicar en un lugar con sombra, la Plectranthus verticillatus se desarrollará más rápido.

Dado su origen africano, esta especie necesita sol, aunque mejor que reciba luz de manera indirecta, pues un exceso de rayos solares puede provocar quemaduras superficiales en las hojas.

La mejor ubicación es cerca de ventanas luminosas.

De nuevo nos volvemos a encontrar con un factor que depende directamente del origen africano de la planta del dinero.

La temperatura perfecta para esta especie está entorno a los 20 grados. Sus hojas suculentas le permiten soportar temperaturas más altas, pero éstas no son recomendables. Además, si vives en una región con mucho frío durante el inverno, debes resguardar la planta.

¿Y qué pasa con la cantidad de agua que necesita? Esta planta no requiere grandes riegos, pues sus hojas carnosas almacenan el agua que necesita para desarrollarse.

Con una vez por semana durante el verano será más que suficiente y en invierno bastará con echarle agua cada 15 días aproximadamente.

No tolera los encharcamientos por lo que es mejor regar de menos que de más.

La planta del dinero tolera una poda de mantenimiento, es decir, agradece que se eliminen aquellas partes que se encuentren en mal estado o secas.

Para que tu planta tenga un follaje abundante, debes podarla.

Puedes echar mano de un fertilizan líquido (diluido en el agua de riego) para plantas de interior, así, conseguirás un correcto desarrollo.

Por lo general, se recomienda fertilizar una vez cada quince días durante la primavera, y en otoño e invierno bastará con una vez al mes.

Y como siempre decimos, en caso de duda o problema, acude a un centro de jardinería.

¡Comparte este artículo!

Fichas Hoja perenne Plantas con flores Plantas ornamentales

¡No te pierdas nuestras novedades y promociones!

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas nada sobre Husqvarna. Cubre el formulario y recibe información sobre promociones, novedades y ¡mucho más!

No hay productos en el carrito.