Septiembre, fin a las vacaciones, vuelta al trabajo y al cole, un mes de adaptación. Puede que a estas alturas ya comience la depresión post-vacacional y es por ello, que te traemos un post que seguro te gustará.

Nuestro protagonista de hoy es uno de los bulbos más cultivados y una de las plantas favoritas de cualquier persona que busque un jardín colorido. Miles de variedades en su haber y unas flores llamativas. ¿Te suenan estas pistas?

Tulipanes.

En este nuevo artículo del blog te vamos a enseñar todo sobre estas plantas. Hoy aprenderás sus características, sus cuidados más básicos y los problemas a los que se pueden enfrentar en algún momento de su desarrollo.

¡Vamos con ello!

Tulipanes: Qué son y qué características tienen

Nombre científico   Tulipa
Nombre común   Tulipán
 Clase   Liliopsida
 Familia   Liliaceae
 Origen   Planta originaria de Asia

Los tulipanes son un género de plantas perennes y bulbosas. Aunque es la especie más representativa de Holanda y pese a lo que podamos pensar, esta vegetación es originaria de Asia.

En la actualidad existe un gran número de variedades, todas ellas de una gran belleza.

Los tulipanes son plantas herbáceas y se caracterizan por desarrollarse a partir de un bulbo. Éstos son truncados basalmente y en el interior, están cubiertos por una especie de pelos. Sus tallos son simples y de ellos crecen las hojas.

Debido a la gran variedad e híbridos de tulipanes que existen en la actualidad, las hojas pueden ser de diferentes formas (arresotadas, lineales, lanceoladas, etc). Su follaje se mantiene en la planta durante todo el año (siempre verde), de ahí que sea una especie perenne.

Pero si por algo destaca esta planta es por sus flores.

Como bien sabrás, las flores de los tulipanes son grandes y, sobre todo, coloridas. Pueden ser simples o dobles y las tonalidades varían desde el clásico blanco a por ejemplo el rojo o el azul. Tienen pétalos redondeados o cónicos que tienden a cerrarse cuando oscurece.

Los tulipanes florecen en primavera o 3 meses después de que se hayan sembrado los bulbos. Además, es importante mencionar que se mantienen en perfectas condiciones durante al menos 3 semanas. Luego, empiezan a marchitarse.

SI buscas un jardín colorido y especial, los tulipanes pueden ser una opción más que válida.

El cultivo de tulipanes: ¿Qué cuidados necesitan?

Antes de nada, debes saber que el mantenimiento del tulipán es muy básico. De hecho, se considera que su cultivo apenas tiene dificultad.

Pero, aunque esta especie sea muy sencilla de cultivar, no está exenta de necesitar que se riegue, una cierta cantidad de luz solar o una ubicación concreta.

Dicho esto, a la hora de plantar tulipanes en tu jardín, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Riegos: Necesitan una gran cantidad de agua para desarrollarse en todo su esplendor, sobre todo en la época de verano. Pero ojo, no los encharques pues no toleran el exceso de agua. Sabrás que tu tulipán necesita que lo riegues cuando el sustrato esté seco o cuando veas que las hojas/flores están “sin vida”. No mojar ni las hojas ni las flores.
  • Luz: los tulipanes pueden crecer a pleno sol o en lugares de semisombra. En este caso entran en juego tus preferencias de cultivo.
  • Ubicación: hay especies que se desarrollan tanto en zonas exteriores como en estancias interiores. Antes de proceder a su cultivo, asegúrate de qué variedad es la tuya.
  • Temperaturas: a diferencia de otras plantas, los tulipanes toleran muy bien el frío, de hecho, lo necesitan para florecer. Además, las temperaturas frías ayudan a eliminar las enfermedades/plagas que se desarrollan a causa del calor y la humedad.
  • Suelo: cuando se planta en maceta, el sustrato más adecuado es una mezcla que contenga arena, tierra de hoja y perlita. Por lo general, el suelo debe estar suelto, aireado, ligero y muy bien drenado (tal y como hemos dicho anteriormente, no tolera los encharcamientos).
  • Abono: se recomienda proporcionarles abono granulado al menos una vez al mes. Después de la floración también es recomendable fertilizarlos con un fertilizante específico para plantas de flor (diluir este fertilizante en el agua de riego).

Y estos son los cuidados básicos que necesitan los tulipanes. Si tienes en cuenta lo anterior, estamos casi seguros de que obtendrás unas plantas bonitas y sanas.

Los problemas que pueden sufrir los tulipanes

Muchas veces, hagamos lo que hagamos, nuestros tulipanes serán atacados por plagas y enfermedades. Además, un mal cultivo puede provocar que estas plantas acaben por marchitarse y morir.

Los problemas más habituales:

  1. Babosas y caracoles: tienen efectos en el crecimiento de los tulipanes, de hecho, lo impiden. Se alimentan de las hojas y las flores. Aparecen en lugares húmedos y tras las lluvias, por lo que hay que tener especial cuidado cuando se den estas condiciones.
  2. Nematodos: son gusanos que atacan a los bulbos y pueden tener consecuencias muy graves. Los tulipanes afectados comenzarán a pudrirse en el tallo y a sufrir abultamientos en las hojas.
  3. Botrytis tulipae: es una de las enfermedades más habituales. Ataca a todos los órganos de la planta y comienza por deformar las hojas, impedir el crecimiento de los brotes y producir manchas en flores. Se reproduce a gran velocidad en condiciones de elevada humedad y altas temperaturas.
  4. Mal cultivo: un exceso de calor puede provocar el marchitamiento de los tulipanes y la falta de agua puede producir que se formen las hojas antes que las raíces (aborto de los botones florales).

Características y cultivo de una especie.

ver más Fichas

¡Comparte este artículo!