Volvemos a la carga una vez más con un post pensado para los amantes de las plantas.

Nuestra protagonista de hoy es una de las especies más coloridas y bellas que puedes encontrar en jardines o en estancias interiores: Zinnia.

Puede que por su nombre no sepas de lo que estamos hablando, pero una vez que termines con la lectura, empezará a sonarte.

Hoy aprenderás lo qué es esta planta y, sobre todo, cómo cultivarla y qué factores determinarán su crecimiento.

¡Vamos con ello!

¿Qué es la Zinnia?

Aunque hoy nos vamos a centrar en explicarte cómo se cuida la Zinnia, no está de más que antes sepas de que estamos hablando. Como siempre decimos, “no se empieza una casa por su tejado” y con las plantas y la jardinería sucede lo mismo.

Nombre científico   Zinnia L
Nombre común   Zinia, Rosa mística, Flor de papel
 Familia   Asteraceae
 Clase   Magnoliopsida
 Origen   Planta originaria de México

La Zinnia, conocida también como rosa mística o flor de papel, es una planta anual de origen mexicano que destaca por su hermosa floración. Presenta un porte pequeño, pues su altura no supera los 90 cm.

Su follaje está conformado por unas hojas ásperas, con forma oval y de color verde muy oscuro.

Pero si algo debe importante, son sus flores.

La Zinnia florece de primavera hasta bien entrado el otoño y sus flores son especialmente bonitas y llamativas. Con tonalidades que van desde el amarillo o el rojo, pasando por el rosa o el clásico blanco. Esta característica la convierte en una especie muy empleada en la decoración de jardines o estancias interiores.

Se puede plantar formando grupos, macizos o borduras. Pero sus aplicaciones más tradicionales están en parterres y arriates.

Ahora que ya sabes qué es la zinia, pasemos a lo verdaderamente importante hoy, su cultivo y cuidados.

¿Cómo se cultiva la Zinnia? ¿Qué cuidados necesita?

A la hora de plantar zinias hay que tener en cuenta diversos aspectos. Las temperaturas, la época de cultivo o la ubicación, son factores que determinarán el desarrollo de la planta.

Además, el suelo debe ser de una determinada manera y la luz también será clave para el crecimiento de la floración.

Dicho esto, debes tener claro lo que explicamos a continuación.

Temperaturas

A la Zinnia le encanta el calor, de ahí que su distribución se encuentre en climas cálidos.

Es muy complejo verla crecer en climas fríos, por lo que, si vives en una zona con temperaturas demasiado frías, no te aseguramos la supervivencia de la planta. En este caso, puedes probar a resguardarla en espacios del jardín dónde el viento o las heladas no sean habituales. Si la plantas dentro de casa, esto ya no será un problema.

Ubicación

A diferencia de otras especies, la flor de papel se puede cultivar en maceta o directamente en la tierra del jardín. Aquí juegan un papel importante tus preferencias.

Pero ojo, dependiendo de donde la plantas, factores como el terreno y el sustrato van a ser claves.

Época de plantación

La época del año en el que la cultives también será determinante para que la planta desarrolle las flores de una forma u otra.

Por ejemplo, si la cultivas desde principios de marzo, obtendrás flores mucho antes de lo que sucede normalmente. Si, por el contrario, cultivas zinias en el mes de mayo, la floración será la normal para esta planta. ¿Lo mejor? Hacerlo a finales de primavera para lograr que la floración se mantenga hasta otoño.

Terreno

El tipo de sustrato es muy importante para lograr un buen desarrollo de la planta.

Si has decidido ubicarla en el interior de casa, debes usar un sustrato especial para plantas de sombra (pues, aunque la coloques cerca de ventanas, no recibirá tanta luz como en el exterior). Sin embargo, si has plantado la Zinnia en el jardín, usa uno especial para plantas de exterior.

Usa siempre una mezcla que contenga arena y tierra.

Riegos y drenaje

Para lograr una floración abundante, no se debe regar con demasiada frecuencia. Además, no debes encharcarlas, pues no tolera el exceso de agua. No riegues el follaje ni las flores, y hazlo preferiblemente por la mañana o al atardecer.

El suelo debe drenar bien el agua.

Si has colocado la zinia en una maceta, asegúrate de poner en el fondo algo que logre absorber ese exceso.

Luz

Estas especies deben recibir gran cantidad de luz solar, pero como sucede con otras plantas, es mejor que reciban los rayos de sol de forma indirecta.

Si has plantado tu ejemplar de Zinnia en el interior de casa, busca una ventana luminosa.

Fertilización

¿Es aconsejable abonarlas? La respuesta es un sí rotundo.

Para estimular el desarrollo de las flores y evitar la aparición de las temidas enfermedades o plagas, te recomendamos fertilizarla con un abono especial para plantas con flores (líquido o granulado).

Abona tu Zinnia en la época de floración.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. Esperamos que te haya servido de ayuda a la hora de afrontar el cultivo de Zinnias.

¡Nos vemos en la próxima entrega!

Características y cultivo de una especie.

ver más Fichas

¡Comparte este artículo!